¿Cómo evito que se me caiga el pelo?

¿Cómo evito que se me caiga el pelo?

Los médicos suelen decir que si a los 25 años te ha empezado a caer el cabello, puedes tener por seguro que te quedarás calvo. Si no empieza a caer hasta los 30, la cosa se pone más difícil y uno tiene posibilidades de evitar la temida calvicie. Claro está, hay muchos trucos que uno puede seguir para prevenir mejor la caída del pelo.

A continuación, repasamos algunos tips básicos con los que podrás anticiparte a los problemas que, creénos, siempre llegan tarde o temprano si se trata del cuero cabelludo. Verás que algunas cosas son muy comunes y no las hacemos bien, con lo cual no beneficiamos a la conservación de nuestro pelo. Y no dejamos de lado los modernos tratamientos anticaída que se dispensan hoy en día, un complemento básico.

Cuidado del cabello en la ducha y el día a día

Empecemos por el cuidado del cabello cuando nos duchamos. Evitaremos aguas demasiado calientes. Si está muy caliente, se abren los poros y eso fragiliza al cabello. Al salir de la ducha, utiliza cepillos finos y cepíllate con suavidad. No te ates el pelo si está mojado.

Otro detalle importante es el asunto del teñido. Evita por lo general decoloraciones o claritos variados, son los más perniciosos para el cabello

La comida es importante

Como siempre, una buena dieta es clave para poder mantener un cabello sano. En primer lugar, es importante beber mucho para evitar la caída de cabello. Mantén una dieta abundante en cereales, arroces y otros elementos como avena. Verdura y carne, como fuentes de proteína, son fundamentales.

Evita siempre dietas que te parezcan demasiado extremas y poco equilibradas, pues esa clase de descompensaciones son las más problemáticas para el cabello.

Estrés y masajes

El estrés siempre es un elemento clave en la caída del cabello. Dormir bien, tener una vida más o menos relajada… todo ello son elementos clave que tendrás que buscar para evitar situaciones de estrés, pues el estrés es uno de los elementos más problemáticos.

Un gran complemento para combatirlo, que además beneficia mucho al pelo, es la utilización de aceite caliente a través de un masaje con las manos. Aceite de almendras, de coco o de oliva son candidatos ideales.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *